Temen se extienda “narcoviolencia” del Cártel de Sinaloa a Tepuche

Comunidades de la sindicatura han reactivado una guardia comunitaria rural y construido barricadas y trincheras ante posibles ataques

COLATERAL SINALOA/Redacción

Ante el temor de que la “guerra” que mantienen dos grupos del Cártel de Sinaloa en la zona norte de la ciudad llegue a sus pueblos, habitantes de algunas comunidades de Tepuche han construido trincheras y barricadas, y han reactivado lo que llaman Fuerza Comunitaria Rural para “prevenir” posibles agresiones.
Habitantes de Aguacaliente de los Monzón, una de las comunidades que teme ser afectada por la violencia que se ha recrudecido en Culiacán, solicitaron a las autoridades la instalación de una base militar permanente en el poblado para prevenir posibles agresiones.
Gloria Lizeth y Andrea, quienes encabezaron a un grupo de habitantes que se manifestaron en ese poblado, informaron que la reactivación de la Fuerza Comunitaria Rural buscan cuidar el poblado de posibles agresiones y está integrada por los mismos pobladores que aseguran no portan armas, ni pretenden enfrentarse a uno u otro bando.
Aseguraron que esta fuerza comunitaria existió hace muchos años en comunidades de Tepuche y ahora están resurgiendo, pero que no buscan levantarse en armas contra nadie, solamente como ciudadanos están tomando medidas de protección en caso de que los hechos violentos lleguen a este sitio.

“Aquí no se han presentado problemas, pero nosotros hicimos las barracas, hicimos la zanja, tapamos el puente, pusimos las banderas por protección, porque queremos que nos hagan caso, que nos protejan. No queremos levantarnos contra nadie, solo estamos protegiendo lo que es de nosotros. No pertenecemos a ningún grupo armado. No estamos en contra de nadie ni a favor de nadie. No queremos que entren grupos armados de ningún tipo, por lo mismo estamos pidiendo una base militar”.

Dijo Andrea Zebada

Una de las barricadas construida en Aguacaliente de Los Monzón, Tepuche.

Explicaron que esas medidas de protección las han tomado ya una decena de poblados de la sindicatura de Tepuche, porque ven que sus comunidades corren el riesgo de que llegue la violencia que se ha registrado en Culiacán, principalmente en la zona norte de la ciudad, como en las colonias Rubén Jaramillo y Loma de Rodriguera, y en poblados como Paredones y Mojolo.
Dijeron que si se instala una base militar, los pobladores entregarán las trincheras y barricadas que han levantado en las entradas y salidas de las comunidades.
NUEVA CONFRONTACIÓN
Desde que inició el año, la violencia se ha recrudecido en Culiacán, principalmente en colonias del norte como Loma de Rodriguera, Las Cucas, Rubén Jaramillo, Santa Fe, la zona de La Conquista, entre otros lugares.
El origen de esa violencia, según han informado policías y vecinos, se deba a la confrontación de dos grupos del Cártel de Sinaloa, uno de los cuales es dirigido por un sujeto identificado como “El Ruso”, y otro encabezado por “El Nini”. El primero de ellos supuestamente esta ligado al narcotraficante Ismael El Mayo Zambada; y el segundo a los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán.
Esa confrontación ha provocado en las últimas semanas, balaceras, enfrentamientos, persecuciones, ejecuciones y levantones perpetrados por comandos de gatilleros de uno y otro bando, sin que las autoridades policiacas del estado y municipio puedan detener.
La más reciente ocurrió apenas la mañana del viernes 6 de marzo, cuando grupos armados se persiguieron y se enfrentaron en Loma de Rodriguera. Posteriormente, elementos de la Marina Armada de México detectaron desde el aire a uno de los grupos huyendo hacia la sindicatura de Tepuche e Imala. Durante un operativo, las corporaciones policiacas y militares aseguraron camionetas y armas.
De allí el temor de los habitantes de esas sindicaturas sobre la incursión de grupos de narcotraficantes hacia sus comunidades.
Horas después, la Secretaría de Seguridad Pública y elementos del Ejército, Marina y Guardia Nacional realizaron un operativo en diferentes poblados de Tepuche y Mojolo, y se entrevistaron con los pobladores. Durante el despliegue no reportaron incidente alguno.

Leave a Comment