Sicarios intentaron rescatar a miembro del Cártel de Sinaloa en balacera de la Ignacio Allende

Culiacán, Sinaloa.- El fuerte enfrentamiento a balazos registrado hoy en la madrugada entre las colonias Ignacio Allende y 6 de Enero se originó cuando un comando de sicarios intentó rescatar a un presunto integrante del Cártel de Sinaloa que había sido detenido por elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP).

Durante el ataque, los agentes estatales lograron repeler la agresión y aseguraron un arsenal compuesto por fusiles de asalto con cargador de disco, granadas calibre 40mm, chalecos tácticos, decenas de cargadores y cientos de balas.

Información proporcionada por agentes que participaron en el tiroteo y vecinos, señala que el enfrentamiento se registró alrededor de las 01:45 horas de hoy entre las colonias Ignacio Allende y 6 de Enero, al norte de la ciudad.

La información establece que a esa hora agentes de la PEP se encontraban patrullando en ese sector como parte de los operativos que implementó la Secretaría de Seguridad Pública dentro del Plan de Paz y Seguridad del Gobierno Federal.

Los elementos detectaron a una persona sospechosa que conducía una camioneta GMC Sierra blanca sin placas de circulación, modelo 2019, por lo que le marcaron el alto.

El conductor de la unidad, aceleró la marcha y se inició una persecución que culminó sobre la calle Carlota Fernández, entre las avenidas Leona Vicario y Juan de la Barrera. En ese lugar el joven de 22 años fue detenido.

La información señala que el sospechoso, presuntamente integrante del Cártel de Sinaloa, antes de ser detenido, alcanzó a pedir apoyo por radio a sus “compañeros”.

Momentos después al lugar arribó un comando de sicarios armados con fusiles, granadas y pistolas, en varias camionetas, quienes atacaron a los policías con el fin de liberar a su compañero, iniciándose un enfrentamiento que duró cerca de 10 minutos.

Durante el tiroteo, los gatilleros dañaron fachadas y puertas de algunas casas, así como una camioneta estacionada.

También las balas trozaron uno de los cables de alta tensión de un poste, provocando que se incendiara parcialmente.

Los policías hicieron frente al ataque y solicitaron apoyo a las demás corporaciones policiacas y militares, para evitar que el detenido fuera rescatado.

Momentos después decenas de policías, militares y marinos iniciaron un operativo al final del cual aseguraron un vehículo abandonado en el cual localizaron 4 fusiles de asalto, dos de ellos con cargador de disco para almacenar 200 tiros, y uno con adaptador lanza granadas; una pistola; 40 cargadores, cientos de balas, equipo táctico, dos granadas y radios de comunicación.

El detenido, identificado solo como Carlos, fue custodiado por policías y militares, quienes lo trasladaron a las instalaciones de la corporación policiaca para ponerlo a disposición de las autoridades para que continúen con las investigaciones.

Fotos: CONTRALUZ/JUAN CARLOS CRUZ

Leave a Comment