Rostro de mujer en Sinaloa, manchado de sangre

Torturadas, violadas, asfixiadas o a balazos, así siguen siendo asesinadas las mujeres en Sinaloa, pese a la Alerta de Violencia de Género Contra las Mujeres

REDACCIÓN

En los primeros cuatro meses de este 2019, en Sinaloa han sido asesinadas por lo menos 13 mujeres, de acuerdo con datos periodísticos, y pese a que en el estado se aceptó la Alerta de Violencia de Género Contra las Mujeres desde hace dos años.
La cifra podría aumentar, ya que algunas féminas localizadas sin vida, la Fiscalía General del Estado, aún no determina las causas reales de su fallecimiento.
La noche del pasado jueves, los servicios de emergencia recibieron el reporte de disparos dentro de un domicilio ubicado por la calle Las Moras, cerca de un parquecito del fraccionamiento Las Glorias, en Culiacán.
Patrulleros locales fueron los primeros en llegar a la escena y encontraron un cuadro de horror: Una mujer bañada en sangre en la puerta principal del inmueble, coronada por casquillos de un arma calibre .9 milímetros.
Tenía orificios de bala en la cabeza y a un lado del corazón. No tiene signos vitales, dijo un paramédico de Cruz Roja a la policía.
Se trataba de la mujer número 13 en ser ultimada en la entidad. Mientras que el Gobierno y las dependencias “defensoras” de las mujeres se ponen de acuerdo con sus programas de prevención, este delito aumenta.
En el año 2017 fueron ultimadas 33 mujeres tan solo en la capital del estado y, 22 en el año 2018.

Un Culiacán hermoso para ellas
De acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado de Sinaloa, las principales víctimas de femicidio son mujeres jóvenes y mujeres solteras.
La principal causa de la ocurrencia de la violencia contra la mujer y su muerte a manos de hombres, es el valor diferenciado y menoscabado otorgado a la mujer en una sociedad patriarcal. La socialización de los hombres para el ejercicio de la violencia, el mantenimiento de la idea de que las mujeres son inferiores, que son propiedad de los hombres, así como, las exigencias y expectativas construidas en torno a la feminidad. Como bien afirman Jill Radford y Diana Russell en su libro Feminicidio: La política del asesinato de mujeres, el feminicidio envía a las mujeres el mensaje de “salte de la línea y te puede costar la vida”, y para los hombres “puedes matarla y seguir tan campante”.
El aumento de la violencia contra la mujer y su expresión de forma extrema en el femicidio, puede explicarse como consecuencia de una evidente ausencia de programas, planes, políticas y campañas específicas de prevención y atención de la violencia por razones de género; el Estado no previene la ocurrencia de este tipo de delitos y formas de violencia, aunado a un abordaje exclusivamente penal del fenómeno, es decir, atendido solo cuando el delito se ha cometido.
En el mes de enero de este año, en Sinaloa fueron “eliminadas” seis mujeres: una en el municipio de Guasave, otra en Navolato y una más en Culiacán. Dos de ellas asesinadas por su pareja sentimental; además el triple feminicidio registrado en el municipio de Badiraguato.
En este rubro, la cifra aumentó un hecho, debido que en el 2018 se presentaron cinco crímenes en ese mismo mes.

LOS CRÍMENES
La incidencia de feminicidios comenzó en el municipio de Badiraguato, donde tres mujeres fueron asesinadas de manera violenta sobre la carretera al poblado Santiago de los Caballeros a la altura de la comunidad de Los Naranjos.
Los cuerpos fueron encontrados a un costado de una camioneta Ford color gris presuntamente propiedad de las víctimas.
Durante febrero otros de los feminicidios y también resalta el asesinato de dos mujeres en la ciudad de Culiacán.
El primer feminicidio en el mes de febrero ocurrió en un motel de la salida sur, en la colonia Nueva Galicia, donde fue asesinada de un balazo en la cabeza la joven Jenica Geraldine N, de 18 años.
El segundo crimen sucedió en el interior del panteón de la colonia 21 de Marzo, en donde fue localizada degollada Melissa Angélica, de 24 años, originaria del municipio de Elota.
En el mes de marzo, solamente se registró un femicidio en la comunidad de Buenos Aires, Elota, donde se perpetró el asesinato número nueve; la mujer fue localizada boca arriba en las inmediaciones del puente ferroviario.
En el mes de abril, tres mujeres más fueron asesinadas, siendo un total de 12 hasta el cierre de mes.
Una mujer fue asesinada cruelmente a machetazos en la carretera Teacapán-Escuinapa, tras registrarse una volcadura, al ser perseguida presuntamente por su esposo mediante una riña familiar.
Otra mujer fue asesinada por un agente de la Policía Estatal en Ahome; y la tercera víctima fue una mujer norteamericana que fue encontrada ultimada a golpes en la cocina de un departamento de renta en Mazatlán durante Semana Santa.
Por último, el pasado jueves fue asesinada a balazos una enfermera en el fraccionamiento Las Glorias al norte de la ciudad, presuntamente por hombres armados quienes la dejaron sin vida en el patio de un domicilio.

13
Es el número de mujeres asesinadas en la capital sinaloense en lo que va del presente año

VIDA DIARIA
La política del asesinato de mujeres, el femicidio envía a las mujeres el mensaje de “salte de la línea y te puede costar la vida”, y para los hombres “puedes matarla y seguir tan campante”.

Leave a Comment