¿QUIÉNES FUERON LAS VÍCTIMAS DEL FUEGO CRUZADO DURANTE LA TOMA DE CULIACÁN?

Dos de ellos eran carpinteros y quedaron atrapados en el fuego cruzado; el tercero trabajaba en un negocio de llantas cuando fue alcanzado por una bala perdida

COLATERAL SINALOA/Redacción

Tres de las 14 personas que perdieron la vida durante el ataque que realizaron sicarios del Cártel de Sinaloa para liberar a Ovidio Guzmán López, hijo del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, eran trabajadores que quedaron atrapados durante el fuego cruzado del “jueves negro” en Culiacán.
Dos de ellos eran trabajadores de una carpintería que se dirigían hacia el taller donde laboraban y el tercero estaba en un negocio de venta de llantas, en el Desarrollo Tres Ríos.

Los carpinteros trataron de resguardarse junto a la camioneta de la empresa donde trabajaban, pero fueron alcanzados por las balas.

Pese a que no se han mostrado cifras oficiales de civiles fallecidos y heridos por impactos de bala en los hechos violentos del jueves 17 de octubre en la capital de Sinaloa, la carpintería dio a conocer por su página de Facebook que dos trabajadores habían muerto cuando pasaban en una camioneta de la empresa por el sector Tres Ríos.

El dueño de la empresa, quien no quiso dar a conocer su nombre por seguridad, platicó cómo sucedió el lamentable hecho.

“Ellos andaban entregando muebles al centro de ciencias y de regreso a la carpintería ya estaba la balacera; se les dio instrucciones de permanecer allá, de que no se fueran al taller pero se fueron y pasó lo que pasó”, relató.

De acuerdo con fotografías de ese día, se pueden percibir indicios de los dos empleados tratando de resguardarse debajo de una camioneta, lo cual no fue posible. Junto a la camioneta quedó una patrulla del Ejército que fue despojada en la caseta de Costa Rica por uno de los comandos de sicarios que se trasladaban para unirse a la toma de Culiacán por parte de Cártel de Sinaloa.

“Eran dos trabajadores transparentes, honestos y responsables, mi empresa también es muy seria, yo le doy servicio a gobierno en el Centro de Ciencias a otras empresas serias”, expresó el dueño de la carpintería.

El hombre a cargo de esta empresa fue el mismo que se encargó de pagar los sepelios de los dos trabajadores, los cuales ya fueron enterrados, uno por la carretera costera y otro cerca de Mazatlán.

Aunque se sabe que los daños y la pérdida de los empleados fue durante el fuego cruzado, el dueño de la carpintería especula que los pudieron haber confundido con la gente que ese día buscaba a Ovidio Guzmán.

“Yo creo que lo más seguro fue que los confundieron, pues ellos se trasladaban en una camioneta blanca de redilas del mismo color, eran dos personas jóvenes, pero no podemos decir que fue el gobierno o los contras, no sabemos quién fue”, dijo.

Aunque la empresa ya se encuentra tratando de volver a trabajar como normalmente, el dueño se encuentra sin dinero, luego de costear el destino de los cuerpos de sus colaboradores, además de tener un vehículo dañado por las balas.

“Nadie se ha acercado a ayudarme en nada, yo me encargué sólo. Me quitaron mis dos empleados, me destruyeron mi camioneta a balazos y yo tuve que pagar”, expresó.

La empresa contaba con 4 trabajadores, ahora sólo son dos, un pintor y el dueño.

La tecera víctima trabajaba en un negocio de venta de llantas y fue alcanzada por una bala perdida

La tercera víctima inocente que cayó en los enfrentamientos entre sicarios del Cártel de Sinaloa y el ejército y policías, es un trabajador que laboraba en un negocio de llantas, en un centro comercial, ubicado por la avenida Universitarios.
Esta persona se encontraba dentro del negocio cuando fue herido por una bala perdida.
La víctima fue trasladada en una camioneta particular al Hospital Civil, en donde murió momentos después.
Hasta el momento las autoridades estatales no han informado si los familiares de estos tres trabajadores han recibido algún apoyo.

Leave a Comment