La mitad del país pasa a semáforo naranja; Sinaloa se queda en rojo

Por las condiciones de casos de muertes, contagios y atención hospitalaria, la entidad sigue en números rojos junto con la otra mitad del país, este 15 de junio

COLATERAL SINALOA/Redacción

Este 15 de junio, la mitad del país pasará a semáforo naranja; pero la otra mitad, en donde se encuentra Sinaloa, permanecerá en rojo, de acuerdo con información de la Secretaría de Salud Federal.
La Secretaría de Salud informó que Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Yucatán y Zacatecas cambian a semáforo naranja desde el lunes 15 de junio.

En rojo se quedan Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Colima, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala, Veracruz.

Son cuatro factores los que consideran las autoridades sanitarias para cambiar el color del semáforo en las entidades: porcentajes de ocupación hospitalaria; tendencia de casos hospitalizados; tendencia de casos de Síndrome COVID-19, y porcentaje de positividad COVID-19.
Y debido a ello, Sinaloa tendrá que seguir aplicando el #QuédateEnCasa , y no podrá abrir el comercio y las empresas consideradas no esenciales.
AQUÍ LAS ENTIDADES A DETALLE:

La mitad del país pasará a semáforo naranja desde el próximo 15 de junio; la otra mitad, sin embargo, permanecerá en rojo, de acuerdo con información de la Secretaría de Salud.

Son cuatro factores los que influyen para darle color a las entidades.

México registró un nuevo récord diario de contagios de la COVID-19 con los 5 mil 222 notificados este viernes para llegar a los 139 mil 196 casos desde el inicio de la pandemia, además de que reportar 504 decesos en la jornada para un acumulado de 16 mil 448.

En Sinaloa, hasta este domingo 14 de junio, la Secretaría de Salud estatal reportaba la muerte de 879 personas y 1 mil 580 pacientes activos con Covid-19.

Los casos que fueron notificados en estas últimas 24 horas suponen un 3.9 por ciento de incremento con respecto a los 133 mil 974 que se tenían acumulados el jueves, informó el director de Epidemiología del Gobierno de México, José Luis Alomía.
Los 504 nuevos decesos registrados el viernes pasado, con los que se acumulan 16 mil 448 desde el inicio de la pandemia, representaron un aumento del 3.1 por ciento en relación con los 15 mil 944 del día anterior.
Los 5 mil 222 casos de esta jornada representan la cifra más alta que se había notificado para un solo día, luego de que el 10 de junio se habían registrado 4 mil 883 contagios. El récord de defunciones por la COVID-19 para un solo día se alcanzó el 3 de junio con mil 092 fallecimientos.
Alomía confirmó que las autoridades tienen en sus registros mil 508 muertes sospechosas de las que están en espera del resultado de los estudios de laboratorio para determinar si la COVID-19 fue la causa de su fallecimiento.
De los contagios acumulados a la fecha, 21 mil 872 casos, el 15.7 por ciento constituyen la llamada epidemia activa por ser pacientes con síntomas desarrollados durante los catorce días más recientes, explicó el funcionario de salud.
Ciudad de México y el Estado de México se encuentran en el rango más alto de casos acumulados en el país, al igual que en los denominados activos y de decesos.
Las autoridades reportaron un universo de 393 mil 714 personas sometidas a estudios, de las cuales 197 mil 590 tuvieron un resultado negativo y 59 mil 928 están considerados sospechosos, la mayoría de ellos en los últimos diez días.
Alomía informó que de las 24 mil 253 camas generales disponibles para en los hospitales, 11 mil 090 están ocupadas y 13 mil 163 permanecen libres para enfermos que no están en condición grave.
Confirmó que de las 8 mil 339 camas de cuidados intensivos que hay en la red de hospitales del país, el 38 por ciento (3 mil 184) están ocupadas y el resto, 5 mil 155, disponibles.
México mantuvo cerrada su economía no esencial durante los meses de abril y mayo, en los que aplicó medidas de contingencia y de confinamiento a su población, y a partir de junio puso en marcha la etapa de la nueva normalidad con una apertura gradual en base a un semáforo de cuatro colores en los estados del país. (Con información de Sinembargo y Efe)

Leave a Comment