IVÁN ARCHIVALDO DIRIGIÓ RESCATE DE OVIDIO

El líder del Cártel de Sinaloa e hijo de Joaquín El Chapo Guzmán encabezó la toma de Culiacán a sangre y fuego hace una semana

COLATERAL SINALOA/Redacción

Iván Archivaldo Guzmán Salazar, hijo del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, fue el que dirigió toda la operación del “ejército” de sicarios del Cártel de Sinaloa que tomaron Culiacán a sangre y fuego, para obligar al Ejército a liberar a Ovidio Guzmán López, confirmó Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).
Durazo Montaño, aprovechó su visita a la ciudad de Oaxaca este jueves, para aclarar algunos puntos relacionados con el fallido operativo de la semana pasada para capturar a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán’, en Culiacán, Sinaloa.
De acuerdo con el funcionario federal, Iván Archivaldo Guzmán Salazar no estuvo en la casa donde
“Él estaba fuera, fue uno de los promotores de la movilización de diversos integrantes de la organización criminal en Culiacán”, refirió.
Y sugirió a los medios recibir con una dosis de escepticismo la información de lo ocurrido en Culiacán, ante la lluvia de “versiones incorrectas sobre esos acontecimientos” sin ningún filtro ni aval.

El diario estadunidense The New York Times publicó que, de acuerdo con un exfuncionario de Estados Unidos y otra persona informada sobre el asunto, Archivaldo Guzmán Salazar también fue capturado inicialmente por los militares, pero que sus secuaces rápidamente vencieron a las fuerzas armadas y aseguraron su liberación.
Durazo encabezó la Segunda Reunión de Conferencias Nacionales de Secretarios de Seguridad Pública del Sistema Penitenciario y de Seguridad Pública Municipal de la Zona Sureste, en Tlalixtac de Cabrera, donde dijo que “la fuerza pública es un recurso del Estado, pero es el último recurso del Estado y habrá de ejercerse invariablemente con proporcionalidad, legalidad y en un marco de respeto invariable a los derechos humanos”.
Asimismo, subrayó que como parte del cambio fundamental en la estrategia de seguridad se requiere contar con una visión amplia e ir a la atención de las causas profundas que generan la inseguridad.
“Se requieren oportunidades de salud, educativas y económicas, particularmente para los jóvenes, por eso nosotros decimos que la política social va en paralelo siguiendo a la política de seguridad”, indicó.
Y señaló que las acciones trazadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador requieren de una corresponsabilidad de los tres órdenes de gobierno. “Debemos trabajar de manera corresponsable, a fin de construir soluciones con una visión de conjunto sin perder el punto de vista de las áreas de responsabilidad. La seguridad es una cadena que debemos atender de manera integral”.
En su intervención, el comandante Luis Rodríguez Bucio sostuvo que la Guardia Nacional tiene como meta incorporar 50 mil jóvenes en tres años, y para 2019 se estima reclutar a 21 mil 170 elementos que tengan deseos de servir a esta nueva institución, y anunció avances en este rubro.

El pasado jueves 17 de octubre, la detención de Ovidio Guzmán, uno de los líderes del Cártel de Sinaloa, desató enfrentamientos entre sicarios contra policías y militares en diversos sectores de Culiacán.
El ataque de los gatilleros, encabezado por Iván Archivaldo Guzmán, dejó como saldo la muerte de 9 presuntos gatilleros, un elemento de la Guardia Nacional y tres trabajadores que quedaron en medio del fuego cruzado.
Los gatilleros en su intento por rescatar al presunto narco, utilizaron fusiles AK-47, Barret calibre 50, ametralladoras antiaéreas, granadas y vehículos blindados.
El enfrentamiento inició frente a las instalaciones de la Fiscalía General de Sinaloa, y se extendió por todo el bulevar Enrique Sánchez Alonso, en el desarrollo Tres Ríos, y posteriormente en diferentes zonas de Culiacán.
Por grabaciones de radiocomunicación que han circulado por redes sociales, se escucha que decenas de pistoleros fueron movilizados de las sindicaturas y de otros municipios hacía la ciudad.
Algunos de esos grupos pusieron retenes en las principales salidas y entradas de la ciudad.
También se reportó que grupos de sicarios atacaron las instalaciones de la Novena Zona Militar, y otro grupo presuntamente liberó a reos del penal de Culiacán.
Autoridades federales confirmaron el arresto de Ovidio, pero que por la toma de Culiacán que realizó el “ejército” de sicarios, tuvo que ser liberado.

Leave a Comment