ISMUJERES, CEPAVIF Y COMPAVI: VIOLENCIA LABORAL

PUNTOS RESOLUTIVOS/ NATHALIE HENDERSON

Excolaboradoras del Instituto Sinaloense de las Mujeres, algunas de ellas madres de familia y único sustento para sus hijas e hijos, con una antigüedad de 2 a 7 años de servicio en dicho órgano público, fueron despedidas en el mes de diciembre de 2018 de manera inmediata y de forma tajante sin una liquidación, además de una forma violenta.
El día de la comparecencia de la titular de ISMUJERES, Reyna Araceli Tirado Gálvez, exjefa de las cinco denunciantes, dieron a conocer la forma arbitraria de su despido a través de una carta difundida entre las y los presentes, entre ellos: Diputadas, Diputados, medios de comunicación, etc. Expresamente en el documento se leía: “Si solicita carta de recomendación, no se le va a proporcionar”, “Se le va a boletinar para que no se le proporcione trabajo en ninguna institución pública”.
El próximo 23 de Octubre se cumple un año que se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Norma Oficial Mexicana 035 de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social denominada “Factores de Riesgo Psicosocial en el Trabajo-Identificación, Análisis y Prevención”, por lo que en su transitorio primero determinó que en esta fecha entrará en vigor. Es por ello, que a partir de este mes de octubre será obligación ineludible para los patrones del sector privado y público que tengan más de 15 personas trabajadoras el identificar, analizar y prevenir los factores de riesgo psicosocial, así como para promover un entorno organizacional favorable en los centros de trabajo.
Esta norma determina que para la identificación y análisis de los factores de riesgo psicosocial deberá implementar cuestionarios que identifiquen los supuestos siguientes:

  • Condiciones en el ambiente de trabajo.
  • Cargas de trabajo.
  • Falta de control sobre el trabajo.
  • Jornadas de trabajo y rotación de turnos excesivos.
  • Interferencia en la relación trabajo-familia.
  • Liderazgo negativo en el trabajo.
  • Relaciones negativas en el trabajo.
  • Violencia laboral

¿Cuántas ocasiones ha salido de noche de su centro de trabajo, sin un transporte seguro que lo lleve a su hogar?

En cuántas ocasiones ha estado ausente de algún festejo o evento familiar importante para su hija o hijo por atender alguna ocurrencia de su jefa o jefe inmediato.
La norma establece que los cuestionarios que se apliquen al personal deberán identificar estos acontecimientos para prevenir el ESTRÉS LABORAL.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), dio a conocer que México ocupa el primer lugar de los países con mayor estrés laboral, ya que el 75% del personal laboral padece fatiga por estrés laboral, seguido del 73% de la población en China y el 59% del personal activo en Estados Unidos de Norte América.
Este no es el único récord que tiene México dentro de los primeros lugares con problemas laborales para las personas trabajadoras, también encabeza el ranking de las 20 economías industrializadas y emergentes donde las mujeres dicen estar más preocupadas por el acoso, en lugar del trabajo; ocupando un desafortunado segundo sitio, después de Turquía (primer lugar) y antes de Argentina (tercer lugar).
En su visita a la ciudad de Mazatlán en mayo de este año, el Médico Psiquiatra Carlos Bush Rodríguez, señaló que durante el 2018 en Sinaloa, se suicidaron 165 personas y detalló que el estrés laboral es una nueva tendencia por no disfrutar un tiempo de esparcimiento prudente y esto provoca ansiedad, irritabilidad y agresividad en quien lo padece.
Esto a pesar de que en Sinaloa, contamos con órganos estatales encargados de prevenir, erradicar la violencia familiar y de género, de salvaguardar los derechos humanos de la población, como lo es el acoso laboral. Aunque no se puede esperar mucho si las titulares de dichos órganos se han encargado de violentar al propio personal a su cargo.
En fechas recientes una colaboradora del Consejo Estatal para la Prevención y Atención de la Violencia Familiar, denunció por acoso laboral a la titular de esta dependencia estatal expresando que por pedir cambio de turno los fines de semana por el nacimiento de su bebé, le solicitaron que renunciara y según la quejosa la titular le dijo: “QUE PARA QUÉ PARÍA SI NO TENÍA QUIÉN LO CUIDARÁ”.
En el mismo sentido, en el mes de abril de este año Angelina Rivas Verdugo, colaboradora del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes en Sinaloa (SIPINNA), manifestó en sus redes sociales que ella y sus compañeros de trabajo sufren acoso laboral, discriminación, hostigamiento y burlas en la institución.
Lo mismo ocurrió el año pasado con la titular del Consejo Municipal para Prevenir y Atender la Violencia (COMPAVI) quien fue denunciada por personal del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Culiacán (STASAC), por lo que la removieron de su cargo inmediatamente. A pesar de ser otra administración, la actual titular de dicho órgano municipal, ha sido denunciada por las mismas prácticas que su antecesora, pero a diferencia de ella continua en funciones.
Al principio de este año, en la comparecencia de la titular del Instituto Sinaloense de las Mujeres en el congreso del Estado, se manifestaron cinco trabajadoras de la Institución, colocando en sus cartulinas:
“ME PUEDES CORRER, PERO NO PISOTEAR MIS DERECHOS”
“¿NO TENEMOS DERECHOS LAS MUJERES QUE TRABAJAMOS EN ISMUJERES?”
“TÚ RATG, DEFENDIENDO A LAS MUJERES VIOLENTADAS SI TÚ MISMA VIOLENTAS A TUS PROPIAS EMPLEADAS ¿QUÉ EJEMPLO ESTÁS DANDO?”
“REPRESENTANTE DE LAS MUJERES EN SINALOA, VIOLENTAS LOS DERECHOS DE LAS MAMÁS”.

Cabe recalcar que este caso que no se ha resuelto, pese a que hasta el mismo congreso se comprometió a intervenir y está en proceso la demanda laboral por despido injustificado.
Esta no era la primera vez que excolaboradoras de la Institución se quejaban de los malos tratos de la titular de dicha dependencia, ya que anteriormente en una nota periodística se manifestó por otros grupos de trabajadoras los malos tratos que recibían las colaboradoras de esta Institución por parte de la Directora y además se ha comprobado que en cada periodo vacacional decembrino acostumbra despedir a su personal, sin liquidación, sin conocer los motivos y mucho menos sin darles la cara.
¿En manos de quién está la atención y prevención de la violencia familiar de género y la protección de los derechos de las niñas y niños en el estado?
Tenemos a titulares de órganos, directoras, consejeras y secretarías ejecutivas que violentan a su personal, realizando justamente todas aquellas actividades que de acuerdo a la Norma Laboral que está por entrar en vigor causan riesgos psicosociales y más aún denunciadas por acoso laboral, como lo describe la Comisión Nacional de Derechos Humanos en el documento titulado “Acoso Laboral Mobbing”.
¿Usted acudiría a estas dependencias para solicitar atención, sabiendo que el propio personal es violentado por quien dirige estos órganos?
¿Pediría ayuda a quién no se puede defender de su propia jefa o jefe?

Con todo y el actuar de la titular del Instituto Sinaloense de las Mujeres, el pasado 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer, este órgano estatal adquirió un certificado de la Norma de Igualdad y No Discriminación, el cuál al entrar en vigor la NMX-025-STPS-2018, lo mínimo que tiene que acreditar es garantizar que al interior de la Institución se previene la Violencia Laboral. ¿Adquirirá nuevo certificado el ISMUJERES? O ahora sí la revisarán las autoridades federales antes de que la titular probablemente despida a nuevas colaboradoras en el mes de diciembre.
Me detengo en un encabezado de El Sol de Sinaloa, donde la titular de el ISMUJERES declaró: “Las mujeres despedidas rechazan el diálogo: Tirado”. Sin embargo es preciso señalar que la reparación del daño no se resuelve con diálogos, sino como expresamente lo señala la Ley General de Víctimas y toda aquella normatividad aplicable al caso concreto.
Quedan muchas preguntas sin respuesta…
Dónde están quienes propusieron a estas titulares.
Dónde están quienes finalmente las eligieron.
Dónde están las empresas que certifican y que revisan a “fondo” la situación del personal.
¿Dónde está la justicia para esas mujeres que solamente piden se les respeten sus derechos?

Leave a Comment