Enfrentamiento en Culiacán deja un muerto y un herido

Dos grupos de gatilleros se persiguen y se tirotean en el norte de la ciudad; vecinos, niños de primaria y conductores viven momentos de terror en la Rubén Jaramillo

COLATERAL SINALOA/Redacción

De nueva cuenta, habitantes del norte de Culiacán se estremecieron y vivieron momentos de terror por la persecución y enfrentamiento que protagonizaron dos grupos de gatilleros, que culminó hasta el interior de una vivienda de la colonia Rubén Jaramillo, a escasos metros de una escuela primaria.
El saldo del tiroteo fue de una persona muerta y otra herida, así como cuatro vehículos dañados por algunas de las decenas de balas que fueron disparadas; además de la evacuación de los niños de una primaria.
Policías informaron que la persona que fue asesinada se llama Jesús Eloín, alias El Beni, de 25 años, quien supuestamente estuvo preso en el penal de Culiacán en donde estuvo preso por robo.

De acuerdo con testimonios de vecinos y policías, en el enfrentamiento participaron cerca de 60 gatilleros armados con pistolas y fusiles de asalto AK-47, que viajaban en por lo menos 20 camionetas y automóviles.
La información establece que el hecho inició en la colonia Las Quintas donde un comando de pistoleros atacó a sujetos armados que viajaban en una camioneta Tundra.
Se inició una persecución a la que se integraron por lo menos una decena de vehículos con gatilleros armados y empecherados.
La persecución y tiroteo se extendió por la avenida Universo, después por la calle Socrates, hasta la calle Neptuno, a una calle de la escuela primaria de la colonia.
En ese lugar los sujetos que viajaban en la camioneta Tundra bajaron de la unidad y huyeron a pie. Jesús Eloín intentó ocultarse en una vivienda, pero el grupo armado ingresó a la casa y lo ejecutó a balazos. En la vivienda se hallaba un civil, quien resultó herido durante el ataque.
En redes sociales circularon videos y testimonios de vecinos que denunciaron que algunos de los gatilleros instalaron retenes en la salida hacia Mojolo y hacia la sindicatura de Tepuche, al norte de la ciudad.
El hecho provocó la movilización de decenas de policías municipales, estatales, elementos de la Guardia Nacional y del Ejército, quienes se desplegaron por toda esa zona en busca de los grupos criminales sin localizarlos.
Durante el tiroteo, policías se enfocaron en resguardar la escuela primaria y desalojar a los niños a un lugar más seguro.
Mientras que los grupos de sicarios huyeron hacia las salidas norte de la ciudad.

Leave a Comment