En el Congreso…“No hay pájaros en el alambre”

El secretario general del palacio legislativo dijo que se revisaron 39 cubículos de los diputados y no hallaron aparatos de espionaje.

COLATERALSINALOA/REDACCIÓN

Ningún objeto o mecanismo para espiar fue localizado durante la revisión que realizó el personal de seguridad en 39 cubículos de los diputados sinaloenses, informó José Antonio Ríos Rojo, secretario general del Congreso del Estado.
Ríos Rojo dijo que las oficinas fueron revisadas minuciosamente con autorización de los legisladores de Sinaloa, ante la sospecha de que podía haber aparatos de espionaje.
“Había personas que decían que probablemente se estaba vigilando, se estaban escuchando conversaciones, o había videograbadoras, pero no, en lo absoluto, no se encontró nada en esos días que se hizo la revisión”.
Explicó que para la revisión se utilizó equipo especializado para tratar de ubicar posibles aparatos o mecanismos, y que el único cubículo que no fue revisado fue el del priista Faustino Hernández, porque el diputado estaba fuera de la ciudad cuando se realizó la inspección y se requería de su autorización.
Dijo que en el ambiente político que se desarrolla dentro de los congresos y en el medio periodístico suele ser muy común ese tipo de actividades de espionaje porque algunos grupos quieren conocer la información que manejan o que tienen sus rivales políticos, o en el caso de los periodistas, sobre las investigaciones que realizan, como en el caso de espionaje que se descubrió que se realizó a través del programa “pegasus”.

Ningún objeto o mecanismo para espiar fue localizado durante la revisión que realizó el personal de seguridad en 39 cubículos de los diputados sinaloenses, informó José Antonio Ríos Rojo, secretario general del Congreso del Estado.

Dijo que él mismo cuando recién entró al Congreso del Estado, mandó revisar su oficina para descartar espionaje y estar más tranquilo, aunque hoy en día ese tipo de actividades es más fácil que algunas personas puedan hacerlo, ya que se pueden comprar plumas con cámaras ocultas hasta en 800 pesos.
Fue el diputado del PT, Mario Rafael González Sánchez, quien denunció hace unas semanas que sospechaba que pudieran haber cámaras y micrófonos ocultos con los cuales eran espiados los diputados.
El diputado petista dijo que las sospechas surgieron porque un escáner detectó posibles ondas de aparatos de espionaje en su oficina.
Ante esa sospecha, el Congreso decidió que personal especializado y de seguridad del Congreso del Estado realizará una revisión, pero hoy José Antonio Ríos aseguró que no encontraron nada, aunque mencionó que si hay de nuevo alguna solicitud de algún diputado, se volverán a revisar los cubículos y las áreas que se requieran.

Explicó que para la revisión se utilizó equipo especializado para tratar de ubicar posibles aparatos o mecanismos, y que el único cubículo que no fue revisado fue el del priista Faustino Hernández, porque el diputado estaba fuera de la ciudad cuando se realizó la inspección y se requería de su autorización.
Dijo que en el ambiente político que se desarrolla dentro de los congresos y en el medio periodístico suele ser muy común ese tipo de actividades de espionaje porque algunos grupos quieren conocer la información que manejan o que tienen sus rivales políticos, o en el caso de los periodistas, sobre las investigaciones que realizan, como en el caso de espionaje que se descubrió que se realizó a través del programa “pegasus”.
Dijo que él mismo cuando recién entró al Congreso del Estado, mandó revisar su oficina para descartar espionaje y estar más tranquilo, aunque hoy en día ese tipo de actividades es más fácil que algunas personas puedan hacerlo, ya que se pueden comprar plumas con cámaras ocultas hasta en 800 pesos.
Fue el diputado del PT, Mario Rafael González Sánchez, quien denunció hace unas semanas que sospechaba que pudieran haber cámaras y micrófonos ocultos con los cuales eran espiados los diputados.
El diputado petista dijo que las sospechas surgieron porque un escáner detectó posibles ondas de aparatos de espionaje en su oficina.
Ante esa sospecha, el Congreso decidió que personal especializado y de seguridad del Congreso del Estado realizará una revisión, pero hoy José Antonio Ríos aseguró que no encontraron nada, aunque mencionó que si hay de nuevo alguna solicitud de algún diputado, se volverán a revisar los cubículos y las áreas que se requieran.

Leave a Comment