Comerciantes reclama abrir por ser más importantes que vender cerveza

El Ayuntamiento de Culiacán determina iniciar reactivación económica a partir del 1 de junio en construcción, minería y otras, bajo medidas sanitarias para evitar contagios de Covid-19

COLATERAL SINALOA/Redacción

Ante la exigencia de empresarios y comerciantes por abrir sus negocios porque aseguran que son más importantes que vender cerveza, el presidente municipal, Jesús Estrada Ferreiro determinó que a partir del primero de junio se reactivarán en Culiacán las actividades en la industria de la construcción, minería, y las relacionadas con la fabricación de equipo de transporte, así como otras que sean indispensables para que las anteriores funcionen “siempre que sea posible aplicar las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias”.

“Hoy que se ha determinado reanudar la venta de cerveza, he recibido infinidad de peticiones de empresarios, comerciantes y diversas personas para que igualmente se comercialicen otros productos y servicios que aunque no están en el catálogo de los esenciales, sí son más importantes que las bebidas embriagantes”, señaló el presidente municipal.

El pasado lunes 18 de mayo, el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel canceló la Ley seca y autorizó de nuevo la venta de cerveza en expendios y supermercados, lo que provocó al otro día que cientos de personas se volcaran y abarrotaran los expendios, muchas de ellas sin aplicar las medidas sanitarias contra posible contagio de Covid-19.
Mientras que Gobierno del Estado autorizó vender bebidas alcohólicas, cientos de comercios permanecen aún cerrados porque no se consideran que venda productos esenciales, lo que ha provocado inconformidad de empresarios y comerciantes.
En el acuerdo con el cual se dirige a comerciantes, empresarios y al pueblo en general, Estrada Ferreiro destaca que algunas medidas impuestas por la autoridad sanitaria han afectado la vida económica del país y por supuesto la de Culiacán, pero que también por no acatar correctamente esas recomendaciones, la vigencia de esas medidas se ha prolongado.
“El sector laboral también ha sido impactado, más aquellas personas que viven al día por ser eventuales como los obreros que laboran en la industria de la construcción y otros tantos que les urge obtener recursos lícitos para alimentar a su familia”.
Reconoce que la exagerada prolongación de algunas medidas restrictivas que afecten la economía de las fuentes de trabajo conducirá a daños colaterales que impactarán en la seguridad pública y el propio bienestar social.

Por eso emitió las siguientes determinaciones y recomendaciones:
Primera. A partir del 01 de junio del año en curso se determina reactivar en el Municipio de Culiacán las actividades en la industria de la construcción, minería, y las relacionadas con la fabricación de equipo de transporte serán consideradas como actividades esenciales; y otras que sean indispensables para que las anteriores funcionen siempre que sea posible aplicar las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias.
Segunda. Se determina que todo el personal que labore en las actividades autorizadas por el sector salud usarán obligatoriamente cubre boca adecuadamente para que también les cubra la nariz; usarán lentes o careta de acrílico para protección de ojos; y guantes cuando la actividad laboral lo requiera.
El patrón proveerá de este equipo a los o las trabajadoras, con cargo a la empresa.
Cada trabajador estará a una distancia no menor de 2 metros y medio, uno de otro.
El personal usará preferentemente ropa de manga larga, cabeza cubierta, o pelo recogido.
En caso de transporte de personal, será con sana distancia.
Tercera. En las tiendas de autoservicio y en las de conveniencia, se seguirán respetando las medidas vigentes, variando únicamente el número de clientes comprando de 20 a 40 solo en tiendas de auto servicio, lo cual no aplica para tiendas “exprés” ni OXXO o similares en tamaño.
Cuarta.- Además de las recomendaciones anteriores, todos los empresarios y comerciantes diseñarán protocolos apegados a las recomendaciones de la autoridad sanitaria, entre las que incluyen algunos protocolos de operación; y el incumplimiento de cualquiera de ellas será motivo de sanción por parte de la autoridad municipal, que incluye desde una amonestación hasta la clausura temporal del establecimiento; para cuyo efecto contarán con todo nuestro apoyo posible; pues tenemos el más alto interés en que volvamos pronto a la normalidad económica y social, aunque esto sea en forma gradual, ordenada y escalonada.

Leave a Comment